viernes, 18 de diciembre de 2015

Sanando lazos


Hay tanta foto reflexiva dando vueltas en internet, que mas de una te toca y precisamente esta, es la que me llego hoy.

Hacernos responsables

Esta reflexión en si, es muy verdadera, el tema es entenderlo. Puedo escribir bajo el punto de vista de hija y de mamá... Ya todos sabemos que los hijos no vienen con manual, y también que no somos perfectos, la pregunta es:

¿Que pasa cuando esas imperfecciones y errores dañan a tus hijos?


Cuando se es pequeña, sufres, te haces la loca, o lo bloqueas, pero en algún momento de la vida, esos demonios internos como yo los llamo (trancas), te exigen solución.

¿Puedes ya siendo adulto, seguir sufriendo y cometiendo errores por culpa de lo mal que lo hicieron tus padres?


Pues, claramente no,,, habiendo uno ya vivido la paternidad quizás es mas fácil de entender, no justificar, ojo.
Para mi principalmente es saber o tratar de entender que, tus padres hicieron lo mejor que pudieron, bajo la madurez emocional o circunstancias que estaban pasando. No es justificar, todos cargamos con un pasado, pero no todos sabemos hacerle frente y sanarlo. tu no sabes su historia, es el primer paso para el perdón, y tu libertad.


Este año para mi fue esto, sanarme con mis demonios, poder perdonar a mis papás y volver a sentirme cómoda con ellos. repase cada punto, cada tranca, cada situación que a mi me transportaba al pasado, y provocaba sufrimiento. Por ende, sufrí, me tocaron días negros con los que tuve que lidiar, es realmente increíble lo que guarda la mente durante tantos años, y te tira información que en un principio no entiendes, solo producen dolor, pero luego vas armando el rompecabezas y va todo tomando forma.
Buscas soluciones, obvio, tu sufrimiento no es en vano, se valiente, toma fuerza y empieza tu proceso de sanación, encara y toma medidas, que sirvan para tu sanidad mental, porque aquí, justo en este momento solo importas tu, si temes dañar a la otra persona, pues no estas pensando en ti, y el amor hacia a ti es el principio básico, en esta y todas las sanaciones y en realidad, debe ser tu regla de vida.

A mi me toco, por necesidad mía, encarar a mis padres, afrontar el miedo que le tenia a mi papa fue super fuerte me demore como 4 días en armarme de valor y llamarlo para juntarnos con mi loquera.
Yo decidí guiar mi sanación con ella, quizás se puede solo. de hecho se puede, pero no se, depende de cada persona y experiencias.
Y con mi mamá bueno, ella llego a mi y yo ya no pude callar mas.
Con los dos puse ciertas reglas básicas para mi bienestar, expuse mis dolores pero no en modo de siéntanse culpables, si no en modo de yo los entiendo pero esto a mi me hace mal, si sus formas de vida están bien para Uds. genial, pero conmigo no van. no fue así de fácil como se lee, para entenderlo tuve que alejarme de ellos, y claro yo me sentía culpable, la mala, la mente te puede jugar tantas malas pasadas, aveces tienes que ignorarla, no eres tu la culpable, tu necesitas un espacio en soledad y tranquilidad solo es eso.
 Al final de cuantas con todas las personas que estableces relaciones solo te puedes hacer cargo de tu parte, de lo que tu sientes, nada es personal, es super importante entenderlo y meterlo en tu cabeza.

Y bueno, saben, vivir sin ese dolor que siempre tuviste y no sabias de donde venia, es la mejor vida que puedes tener.
Ser libre, tener derecho a sentir, a elegir tus emociones y no que ellas te aplasten. Cuando el miedo no te paraliza significa que renaciste, y estas listo para lo que venga. 

- Si eres padre o madre y crees que algún comportamiento tuyo puede dañar a tus hijos, nunca es tarde para renovarte y cambiarlo, cuesta, lo sé ... aun lucho con ello para ser mejor para mis hijas, también es importante enseñarles el valor del perdón y el peso del pasado, a enfrentar la vida tal y como viene, obviamente a una edad ya de madurez, pero ser empatico les servirá para toda la vida.


recuerden que pueden encontrarme en